Que en medio de tu carrera por posicionarte en el mercado, no olvides lo que es correcto y moral, puede sonar como discurso de mamá pero no es lo mismo llegar a la cima conservando la integridad, que lograrlo de malos modos; esto se puede abordar ampliamente en distintos panoramas, pero es de gran importancia resaltar el compromiso personal y organizacional con el medio ambiente, el cambio climático está teniendo consecuencias impactantes que aunque son en su mayoría irreversibles, se pueden mitigar con acciones que hacen parte de la responsabilidad social, es decir el empeño en pro de la sociedad.

Mientras que “buenas prácticas, buenas conductas” suena a una campaña publicitaria en el interior de la compañía, es un lema que debería tatuarse en la cultura organizacional porque la conciencia sobre los actos y el comportamiento nos hacen ser mejores para una sociedad que necesita recordar la importancia de los valores. No es ética de apariencia por agradar, eso sería algo vacío, sino apoyar la economía verde que busca ser sostenible, reducir la huella de dióxido de carbono, procurar el bienestar de cada colaborador fomentando la inclusión y respetando la diversidad, haciendo lo que esté a nuestro alcance.

Comprometerse a ser ético, conlleva que seas transparente y honesto con quienes te rodean en una organización, eso tendrá consecuencias positivas como ganar la confianza y respeto de los colaboradores, si eres un líder, conoces el valor de que tu equipo crea en ti y te acompañe en el proceso de lograr esa visión por la que tanto han trabajado. 

Puede que este año hayas cambiado tu lugar de trabajo y ahora tu oficina sea tu casa, aprovecha esa oportunidad y haz parte del cambio desde tu hogar aplicando las 3R: reducir, reutilizar y reciclar, siendo un consumidor responsable a favor de reducir la huella ambiental que hemos dejado las personas en nuestro paso por la tierra, los recursos son escasos y hay que cuidarlos.

Posteriormente, las métricas hablarán por sí solas sobre el crecimiento sostenible, lo que se mide se controla y es por eso que en AuditApp se cuenta con aplicaciones propicias para conocer en cifras el comportamiento organizacional además de velar por el cuidado de las personas con la app de bioseguridad, este apoyo a la responsabilidad social causará que la empresa sea más llamativa para posibles futuros inversionistas y también reconocida por buenas prácticas. Se consciente, piensa en lo que generan tus actos, evita consecuencias negativas, mitiga riesgos y daños, no dejes a un lado el humanismo; se un buen empresario pero primero se una persona íntegra. 

Luisa María Quito Carbonell (Lumaqui) – Copywriting Manager