La competitividad en el mercado crece día a día gracias a los avances tecnológicos y otros factores que impulsan el crecimiento de los negocios, en esta carrera cada vez se ven más innovaciones pero a la vez se busca tener ese factor diferenciador para ser llamativos ante los ojos de los clientes. Sin embargo no se deberían descuidar ciertos aspectos por los afanes de ser el primero en el mercado, tampoco implica dormirse en los laureles quedando de últimas ante la competencia o esperando crecer solo por existir.

Retomando conceptos del reporte de tendencias de Mercer para el 2020, las claves del éxito para la transformación a un negocio con gran potencial e impacto son mejorar la experiencia de los trabajadores (como se hablaba en uno de los anteriores artículos) debido a que los colaboradores satisfechos son eficientes, aprovechar los talentos del personal como puntos fuertes para su labor, facilitar recursos para el aprendizaje y refuerzo de habilidades de los miembros de la organización y enfocar dichas habilidades en pro de los objetivos establecidos, hacer parte a todos en la estrategia integral.

Claramente el recurso clave es el humano, por lo que es bueno enfatizar que no se debe explotar sino potencializar para que crezcan como personas y a la vez generen crecimiento con sus actividades dentro de la organización, esto conlleva a llevar un ritmo constante pero no agotador teniendo presente la cultura de cambio para estar dispuestos a adaptarse a nuevos rumbos; cuestión que también debe ser conocida por los stakeholders para que el dinamismo no los sorprenda y tener su comprensión acerca de los cambios que se hacen para mejorar el posicionamiento en el mercado.

Puede que no quieras automatizar con maquinaria y equipos ciertos procesos, pero es innegable que hace parte de llevar el negocio a gran escala, incluso rediseñar ciertos puestos de trabajo y acomodar la marca para impactar a otras poblaciones que podrían ser cruciales al momento de expandir la organización. Para conseguir todo esto se requiere comunicación, recursos, capacitación, agilidad y otras claves que dependen de ti.

Tu organización puede estar dispuesta al cambio o poner resistencia, está en tus capacidades como líder, convencer y motivar a tu equipo para ir hacia esa visión que tienen, no olvides que al cambiar se debería hacer paulatinamente para evaluar las cifras que esto implica y que no se asusten los integrantes del proyecto, está en ti ser o no ser el correcaminos del mercado, depende de tu experiencia, estrategias y no olvidar que no solo gana quien llega más rápido sino quien se mantiene. Hablando de medir el impacto de la organización en cifras, AuditApp con sus aplicativos te sería una gran aliada frente al cambio y retos en el terreno.

Luisa María Quito Carbonell (Lumaqui) – Copywriting Manager